Limpie el polvo de sus muebles con un trapo suave y seco una vez a la semana. Para un mayor cuidado utilice una cera 100% natural de abeja o de Carnauba.

No use productos que contengan disolventes ni productos en spray. Aplique la cera en el sentido de las vetas de la madera con una lana de acero nº0000. 

Una vez que la cera endurezca, frote en sentido de las vetas para dar brillo con lana de acero nº0000 seca o con un trapo seco. Así conservará el brillo natural del mueble patinado a la cera.

El grado de humedad del aire es un factor clave en los muebles macizos. La madera es un material vivo y queda sujeto a variaciones dimensionales. 

 Es recomendable mantener el estado higrométrico del ambiente entre un 40 y 60% de humedad para evitar dilataciones, contracciones, o incluso pequeñas grietas. 

Use con moderación la calefacción y si es necesario utilice humificadores en los radiadores para evitar la sequedad del ambiente. 

Por el contrario los ambientes demasiados húmedos dilatan la madera y puede romper los ensamblajes.

USO DIARIO

Para facilitar la apertura de los cajones se pueden utilizar gotas de aceite en los rieles.

 RADIACIÓN SOLAR

La madera tiende a oscurecer el primer año y puede acenturarse con la exposición prolongada a la luz directa.

MADERAS TINTADAS Y BARNIZADAS

Utilice un trapo de algodón limpio, humedecido con producto para cristales, nunca un trapo seco.

MADERAS AL ACEITE

Los aceites naturales son óptimos para nutrir la madera y devolverle el aspecto original, dos veces al año.